Apostando por materiales sostenibles

Día tras día utilizamos consumibles en nuestro hogar para facilitarnos la conservación, protección y transporte de alimentos. Bolsas para el almuerzo, film para congelar alimentos, papel de aluminio para envolver el bocadillo… La problemática deriva en que todos estos productos están fabricados con materiales que no encajan con nuestra manera de consumir. He aquí nuestra solución: utilizar materiales que sean respetuosos con nuestro medio para fabricar los productos que precisamos en nuestra cotidianidad. Nace así la gama de productos Green Fliss, la alternativa real y sostenible que necesitábamos.